LOS MEJORES PLATOS DE LA GASTRONOMÍA ALICANTINA

04/12/2020
Blog

LOS MEJORES PLATOS DE LA GASTRONOMÍA ALICANTINA

Que tendrá la Costa Blanca que a todos atrapa… Nosotros lo tenemos claro, y es que el sol, las playas y el ocio son la debilidad de cualquiera que le guste disfrutar, pero… hay algo más, y es la excelente gastronomía de “la terreta”. La gastronomía es el reflejo más fiel de la historia, la tradición y el modo de vida de una sociedad. Es parte integrante de la Costa Blanca y su provincia, como su mar Mediterráneo, su paisaje y su clima privilegiado. La mezcla de culturas han dejado su huella aquí: fenicios, griegos, púnicos, íberos, romanos, cartagineses, árabes, judíos y cristianos. Esta huella se manifiesta en forma de lagares de vino, de hornos morunos, sistemas de riego, bancales, neveros y fábricas de salazones. El marisco es un ingrediente suculento y preciado en la gastronomía alicantina, tanto para acompañar a los arroces y los originales gazpachos marinero como de materia prima. Las deliciosas gambas de Denia y langostinos de Guardamar, hervidos o a la plancha, sin ningún aditamento que distraiga su sabor, alcazan su máxima expresión; pero también son un manjar las cigalas, quisquillas, bogavantes, navajas, tellinas, almejas, chirlas, galeras, mejillones y langostas. Nosotros te recomendamos hacer una ruta gastronómica y disfrutar del pleno sabor de los alimentos alicantinos. Aquí te mostramos los platos de la gastronomía alicantina que no pueden faltar:

Arroz a banda

Los arroces son los principales protagonistas en la cocina alicantina. Es tal su variedad, que aunque usted permanezca un largo periodo entre nosotros podrá degustar uno distinto cada día. El arroz más popular en la Costa Blanca es el “arròs a banda”, es una receta tradicional en la provincia de Alicante que se ha expandido por la Comunidad Valenciana y que ha llegado a Cataluña y Murcia. La manera tradicional de cocinarlo es sencilla. Se trata de un arroz cocinado con un fondo de pescado y ñoras de Guardamar, acompañado con un alioli casero, aunque dependiendo del lugar lo podemos encontrar acompañado con pescado fresco como gambas o sepia. También es muy popular el caldero, donde el pescado y el arroz se sirven por separado; y que en su origen, era un plato de los hombres de la mar que se consumía a bordo de la barca. Otros suculentos platos son: la marinera “fideuà” con fideos grueso, pescado y marisco, la paella alicantina y el “arròs negre” a base de “sepionet o chipirón con su tinta. Hacia las poblaciones de interior y montaña domina el arroz con ingredientes cárnicos como el “arròs amb fesols i naps” o la “olleta de music” de Alcoy, compuesta por una combinación de verduras, carnes y legumbres. Similares preparaciones de cocción lenta existen en la Marina Baixa, donde se llama “olleta de blat” y en Villena “triguico picao” a base de pencas, calabaza, nabos, judías blancas, carne de cerdo, embutido, arroz o trigo. El de conejo y caracoles, los arroces “empedrats” con legumbres o el “arròs amb pata” También es muy típico el “arròs amb costra”, de carnes y embutidos, propio de Elche y la Vega Baja, se sirve cubierto por una capa de huevo batido que el horno se encarga de rematar con un suave color dorado. La borreta alicantina es un guiso muy sencillo y humilde a base de patatas y bacalao en salazón, que se preparaba hace siglos, sobre todo en la Cuaresma, que no se debía comer carne. En las playas de San Juan, Muchavista, Guardamar encontrarás multitud de restaurantes con menús exquisitos de paellas y arroces. ¿Buscas alojarte cerca? Navega por nuestra web y descubre nuestros campings en El Campello o Santa Pola.

Pericana

La gastronomía del interior de la provincia de Alicante se caracteriza por su variedad y riqueza. La pericana es un plato típico, en concreto, de la comarca de l’Alcoià. Se compone de una mezcla de aceite de oliva y “cuarnets”, o lo que es lo mismo, pimientos secos. A esto se le añade una variedad de pescado en salazón, conocido como “capellà”. El origen de la receta de la pericana es desconocido. Pastores y cazadores la comían como recompensa tras largas jornadas de trabajo por su importante valor nutricional y sabor único. Si buscas un plato original, diferente y con sabores que exploten en tu boca, no te quedes sin probar la pericana, ¡añádelo a tu ruta gastronómica en Alicante! Podrás probarlo si te alojas en alguno de nuestros campings en Crevillente o en la Vall de Laguar.

Mojama de atún

Si visitas la provincia de Alicante, debes probar la mojama de atún, el salazón más conocido junto con la hueva, siendo un producto tan peculiar como delicatessen. También puedes probar el modesto “sangatxo”, la jugosa “tonyna de sorra” o el potente “budellet”. Otros pescados salados populares son los capellanes, pulpo seco, mussola, las sardinas o las anchoas. Lo salazones son una de las principales señas de identidad de la Costa Blanca, por su pesca de atunes desde Denia a Torrevieja, teniendo los mejores técnicos del Mediterráneo en este arte de la pesca. La mojama tiene un sabor intenso y profundo que permanece en tu paladar durante un tiempo prolongado. Estas piezas se cortan en tiras, se dejan reposar en sal y posteriormente, se lavan con agua natural y se secan durante 10 días. La mojama y la hueva son productos únicos y, acompañado de unas gotitas de aceite de oliva y almendras se convierte en un verdadero manjar.

Turrón

Queridos amantes del dulce: también hay un lugar para vosotros. Los turrones de la provincia alicantina son los más ricos del mundo. Se elaboran de manera artesanal consiguiendo una calidad única e inconfundible. Duros, blandos, con almendras, en forma de helado, mousse… No podrás resistirte. Jijona es la ciudad alicantina donde los sueños de los más golosos se hacen realidad, ¿te gustaría alojarte cerca y poder disfrutarlo? Te recomendamos alojarte en un camping de El Campello.

Toña alicantina

También conocida como “mona” o “panquemao”, la toña es uno de los dulces más típicos de Alicante. Se trata de un bollo de forma redonda esponjoso por dentro y por fuera. Está cubierto de azúcar y tiene un acabado dorado oscuro, a lo que se debe su nombre. La toña se come en Alicante en cualquier época del año pero hay un día al año en el que aparece en muchos de los hogares de España: el Lunes de Pascua.